Autoridades de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) interrumpieron el partido entre Brasil y Argentina para retirar a cuatro jugadores albicelestes.

Los policías cariocas ya se habían presentado en el hotel de concentración de Argentina.

La intención era deportar a Emiliano Martínez, Giovani Lo Celso, Cristian Romero y Emiliano Buendía, jugadores de la Premier League.

Estos habían declarado falsamente al momento de ingresar al país; sin embargo, despúes de la presión de Conmebol se les permitió arribar al estadio Arena Corinthians.

El personal de Anvisa se trasladó hasta el inmueble para hacer cumplir con la orden y con el partido comenzado, a los 6 minutos, se ordenó el retiro de los elementos albicelestes.

Las autoridades brasileñas informaron que los cuatro implicados eran un «riesgo para la salud pública».

Por ello, debían ser puesto en cuarentena para posteriormente ser deportados después de que mintieran en su declaración al asegurar que no habían estado en el Reino Unido en los últimos 14 días.

La AFA confirmó en sus redes sociales que el encuentro estaba oficialmente suspendido ya que los jugadores argentinos no regresarían a la cancha sin sus campeñeros.

Foto:Twitter

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here