Hace unos días, la respetada página ‘Apuntes de Rabona’ publicó una entrevista realizada a Vanessa Córdoba, portera colombiana del Querétaro en la Liga MX Femenil.

La arquera de 26 años relató para la sección ‘Historias del Llano’ una experiencia particular que cambió su visión respecto al papel de las jugadoras profesionales de este fantástico deporte.

En resumidas cuentas, comentó que en una ocasión le tocó acudir a la península de Barú, en Colombia, para disputar un encuentro bastante informal.

Prácticamente fue porque en la zona cuestionaban bastante a las mujeres que jugaban futbol.

Se trató de un duelo entre varones donde Vanessa fue la portera de uno de los equipos… Ahí estaba, parada bajo los tres palos y su único público fue un niño que le gritaba: «te voy a tirar un cañonazo».

«Sentía mucha presión porque no iba a jugar por un gol, sino que iba a jugar por un espacio que a diario nosotras nos jugamos», mencionó.

Vanesa, la primera extranjera de la liga en México destacó que ese día entendió que este encuentro no sólo dura 90 minutos y tampoco se disputa del todo sobre el césped.

«Mientras el futbol masculino juega por la pasión de las personas, el futbol femenino juega por los derechos», explicó.

El hecho de que una mujer pise un estadio, una cancha llanera o una plataforma con algo que decir en espacios «poco tradicionales» se vuelve mucho más profundo.

Sí, nos falta mucho por recorrer, pero cada paso es un abrazo desde «el más allá» de aquellas que ya no están.

Y para terminar de mezclar más este texto, les dejo esta frase con la que remató la exarquera del Inter de Milán:

«El futbol no es solamente lo que pasa en una cancha, si creemos que es solamente lo que pasa en un estadio, pues no hemos entendido el juego completo».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here