El gobierno del Estado dejó en claro su plan para el deporte en esta administración, con la intensión de impulsarlo a través del turismo.

Semanas antes, el gobernador, David Monreal Ávila, dio a conocer que Zacatecas sería la sede del Congreso Estatal Charro, iniciando su plan de turismo deportivo.

Además esta semana presentaron torneo de futbol y eventos de Downhill para atraer a más personas de diferentes partes del país y del mundo.

Sin embargo, esta estrategia deportiva deja mucho que desear, sobre todo para los atletas que no practican un deporte tan rentable para el turismo.

Hablamos de las liguillas municipales, muchas de ellas financiadas por el sector privado, están en crisis de patrocinios, canchas seguras, equipo para practicar y entrenar, entre otras cosas.

El gobernador asegura que ya se trabaja en un plan de turismo local y ha dejado de lado su postura de llevar al deporte a los jovenes para así alejarlos de la violencia y las drogas, como en otras administraciones.

Zacatecas está en una crisis económica, por lo que se entiende que el gobierno actual busque exprimir dinero de donde sea.

Vender el deporte no es un mala estrategia, pero verlo solamente como un producto para vender podría desantender otras necesidades en los atletas.

Deportes como el tiro con arco, artes marciales y el futbol americano, que han tenido buenos resultados nacionalmente podían no tener los apoyos necesarios por falta de popularidad en el estado, ¿serán rentables para Zacatecas?

O el deporte paralímpico o adaptado, ¿cómo entran estos atletas de alto rendimiento en el plan de turismo deportivo?

El plan del gobierno estatal ni siquiera ha comenzado, pero ha creado una alta expectativa por parte de atletas, entrenadores y promotores zacatecanos.

Esperemos que la venta del deporte zacatecano sea fructífera para todos y no un producto sin demanda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here