Los niños son almas inocentes que transmiten energía y se apropian de cualquier momento para hacerlo ameno y cálido, tal es el caso en nuestra casa, el Estadio Carlos Vega Villalba, mismo que a su paso se convierte en testigo de niños que nos visitan con sueños y aspiraciones de ser jugadores profesionales, o de aquellos a los que les basta sentirse afortunados por posar sus pequeñas huellas sobre nuestro rectángulo verde, el terreno de batalla de nuestros Mineros de Zacatecas.


La visita de los pupilos de la Escuela Primaria Francisco Berumen, ubicada en la Colonia Lázaro Cárdenas, trajo consigo el efecto de revivir los recuerdos más emotivos de la corta y gran historia de nuestros Mineros, ya que pudieron disfrutar de un recorrido por cada rincón de nuestro templo de juego, y durante el mismo aprender sobre la trayectoria de jugadores, trabajadores, fuerzas básicas, instalaciones y de todos los que conformamos la familia minera.


Además, gracias a nuestro patrocinador Mobil, premiamos la capacidad e inteligencia de los infantiles, con la dinámica de preguntas sobre la charla impartida, ya que por objetivo se busca inculcar valores, que canalicen la información a su vida cotidiana para convertirse en modelo a seguir como ejemplo de dedicación, disciplina, pasión, responsabilidad, y perseverancia; algunas de las cualidades que reflejan cada uno de los integrantes en este Club.


Transmitir el ejemplo a los pequeños que nos admiran, y nos siguen la huella es una gran responsabilidad para nosotros, por ende, queremos mostrar como trabajamos de la manera más adecuada para lograr en ellos un cambio positivo, y una impresión inolvidable de lo que comprende ser un minero de Zacatecas, ya que aquí en este equipo, jugamos todos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here