Guadalupe, Zac.- Atlético Río Grande abrió el torneo juvenil nacional de Scotiabank y pese a irse abajo en el marcador, pudieron rescatar el empate al último minuto.

En un partido de dos tiempos de media hora, el equipo Inter Querétaro vino al estado a hacerla pasar mal a los locales y aprovechando dos desatenciones defensivas, se fueron arriba en el marcador.

Pero a minutos del final, los de Río encontraron la puerta que les daría el primer impulso, pues anotaron desde el punto penal el decuentro.

Más tarde y siendo la última jugada, una nueva pelota parada se marcó para los zacatecanos.

Y al aprovechar un hueco en la barrera, el tirador dejó la pelota en las redes para empatar el partido 2-2 y pensar en su próximo rival de grupo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here