En 2017 la burocracia del deporte provocó que Gabriela Bayardo abandonara la posibilidad de representar a México en los Juegos Olímpicos.

En ese año, tomó la decisión de vivir en Países Bajos, luego de casarse con Mike Schloesser.

De acuerdo a lo narrado en _Reforma_, Gabriela narró que ya había comprado casa en aquel país.

La idea era seguir representando a México, pero la Conade le exigía seguir entrenando en el CDOM para representar a nuestro país.

Una metodóloga de la Conade le dijo que esa era la condición para seguir representando al equipo nacional.

«Cuando decidí venirme a vivir para acá hablé con una metodóloga en México, y le dije ‘mi plan es irme a vivir a Holanda, saber si hay chance de que esté aquí (y representar a México)’, narró para el podcast _TirandoFlecha_.

«Y me dijo ‘si quieres estar en el equipo (de México) tienes que estar aquí, debes estar concentrada en el CDOM y pues no te puedes ir a vivir a Holanda’, básicamente me dijo, y le dije ‘ya compramos una casa en Holanda y la neta ‘sorry’ pero les tengo qué decir adiós’ y me costó un chorro'», narró.

Hay que recodar que Conade, con la administración de Alfredo Castillo, tuvo muchos roces con el representativo de Tiro con Arco.

Hasta solicitó a la Federación Internacional que desfilarán a la Federación Mexicana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here